martes, 16 de octubre de 2012

BATALLA DEL SALADO


Hoy (16-10-1814) recordamos esa fecha épica, cuando el formidable jefe español general José Tomás Boves, al frente de 3000 hombres derrotó al indomable general Manuel Carlos Piar, escogido como jefe de las fuerzas patriotas de Cumaná, para dirigir aquella batalla en la cual se jugaba la vida y la libertad de toda la Provincia, y en el cual se depositó toda la confianza del ejercito. Piar estaba considerado como el mejor general del ejército patriota; gozaba de los méritos de la épica jornada de la liberación de todo el oriente. Invicto al frente de las fuerzas de Mariño; y salió al paso del belicoso Boves en las sabanas del Salado, tratando de impedirle la entrada a la ciudad de Cumaná. Se necesitaría la pluma de Omero, para narrar la batalla. 

El bárbaro José Tomás Boves, entra a “sangre y fuego” en la ciudad de Cumaná; 3000 jinetes contra 1500, la mayor parte de infantería. Piar sale a su encuentro, acompañado de un formidable Estado Mayor, y contando con los mejores guerreros orientales: José Francisco Bermúdez, Domingo Montes, José Maria, Gerónimo y Antonio José de Sucre, José Gabriel y José Miguel de Alcalá, Andrés Rojas, Armario, los hermanos Ortiz, Azcue, José Ribero, José Carlos Peñaloza, Francisco Mejía, Vicente Parejo, el indio Zaraza, José Garbán, Domingo Román, Juan José Quintero y sus hermanos, como jefes de batallones y cien nombres más para la historia. El combate se desarrolla entre el brazo occidental del rio Chiribichii, los profundos caños, los humedales y manglares propios de la zona, y la sabana que se extendía por todo el nor-oeste de Cumaná; Piar emplea toda las fuerzas de la ciudad, a cuyo frente está el general en jefe Vicente de Sucre y García Urbaneja; los trece fuertes de la ciudad vomitan el fuego de sus 40 cañones, contra el enemigo, pero sin mayor fortuna; aquellos invasores tenían todo previsto; era una fuerza arrolladora, incontenible y una quinta columna dentro de la ciudad que fue ejecutando un plan preconcebido para silenciar las defensas, cuyo éxito se hizo evidente cuando los patriotas abandonaron la ciudad.

En el campo de batalla se inmolan los mas virtuosos paladines que se lanzan contra las mortíferas lanzas de los endiablados llaneros; esos héroes anónimos que tratan de contener el avance de Boves exponiendo sus cuerpos al martirio. Cientos de jóvenes rindieron sus vidas por la libertad de su pueblo. Piar nunca creyó en el fracaso, abrió sus fuerzas en pequeños grupos de fusileros y le impide el paso durante 9 sangrientas horas, con doble propósito, desgastarlo y si ello no fuese posible entonces que los patriotas abandonen la ciudad, como en efecto se logró. Sabiéndose perdido, pero cumplido su propósito, abandona el combate y sale para Margarita con la mayor parte de sus oficiales. Los hermanos Sucre con Bermúdez y muchos más van hacia Maturín. 

Boves, el sanguinario campeón de España entra a Cumaná, después de arruinar a Barcelona, bañándola en sangre y fuego; en Cumana sacrifica al pueblo realista que sale a recibirlo. Ríos de sangre corren por sus calles; en la iglesia del Carmen son acuchilladas quinientas mujeres por las hordas de Boves. Según cuenta el propio capellán de su ejército, el padre Llamozas, la mayor parte partidarias del realismo. Se calcula en 2000 el total de sacrificados. Vicente, hermano del Mariscal, y otra hermana, Magdalena, que luchó al lado de Piar, se contaron entre los muertos.

Boves desalojó a la familia Sucre de su casa en la cabecera del puente Urrutia, y la tomó como su residencia.

Nombró Gobernador a don GASPAR MIGUEL DE SALAVERRIA. Coronel cumanés de 36 años. Despachó como gobernador político y militar después que Boves protagonizó la desastrosa toma de Cumaná, desde el 16 de octubre de 1814, y se mantuvo en el poder hasta el 30 de abril de 1815. Período considerado como el más dramático de nuestra historia, cuando las calles enrojecieron con miles de muertos y el espanto se apoderó de todos, y si le damos crédito al vicario del caudillo asturiano, que dice que entraron los caballos a la iglesia parroquial y asesinaron a más 500 personas que se habían refugiado en ella. Después invitó a un baile, en la casa de la familia Andrade, y mando matar a los músicos entre los cuales estaba Juan de Landaeta, autor de la letra del que fue después himno nacional. El gobernador estuvo entre los delatores de los patriotas apresados por Cervériz, fue un hombre cruel y despreciable.

ENTREGA DE MEMORIA HISTÓRICA DE CUMANÁ, QUE DESEARÍA HACER TODOS LOS DÍAS PARA IR CREANDO EL HÁBITO DE LECTURA DEL BOLETÍN


RAMÓN BADARACCO.:
Cronista de Cumaná
...
E General Piar fue condenado a muerte por un consejo de guerra el intrépido y brillante prócer de la Independencia (el día 15/10/1817). La sentencia fue cumplida, siendo fusilado en el muro de la catedral de Angostura un día como hoy; 16 de octubre de 1817.

El 8 de mayo de 1997, el senado venezolano trasladó simbólicamente el cuerpo del prócer, al PanteónNacional.


5 comentarios:

  1. RAMÓN BADARACCO. EN RELACIÓN CON LA BATALLA DEL SALADO, COPIO LA VERSIÓN QUE DA DON BARTOLOMÉ TAVERA ACOSTA, POR CONSIDERARLA MUY A PROPOSITO DE TU HALLAZGO, DICE EL FORMIDABLE INVESTIGADOR CARUPANERO:

    "Pocos días después (16 de octubre), se acerca Boves a la plaza de Cumaná. Piar, que como queda dicho atrás, ha derrotado al formidable caudillo realista, marcha a su encunetro en el Salado, campo plano situado entre la ciudad y el mar ocurre el estupendo choque. Las tropas patriotas son inferiores en número a laas envalentonadas que victoriosas vienen con Boves, y tras una brega heroica quedan totalmente detruidas. El jefe español entra a Cumaná y, siguiendo su terrible táctica la ensangrienta horriblemente. Hace pasar deguello hasta mujeres indefensas y nombrando Gobernador político al cumanés realista Gaspar de Salaverría y Vallenilla, completa éste la obra de vejámenmes y de duelos para quienes no pudieron escapar" Tomado de la obra "Historia de Carúpano", pág. 130.Edición de 1992.

    ResponderEliminar
  2. La Batalla de El Salado se produjo en lo que hoy muchos llaman en "Salao"???

    ResponderEliminar
  3. Las batallas tradicionalmente toman el nombre por el sitio donde se sucedieron. Por ejemplo: Waterloo (Belgica 1815), Trafalgar (Cabo Trafalgar. España 1805), Carabobo (Sabana de Carabobo. Estado Carabobo, Venezuela 1821).

    La Batalla de El Salado, sabanas de El Salado; Estado Sucre, Venezuela. Supongo en lo personal que fue más hacia el lugar que ocupan el barrio Cumanagoto y la cabecera del aeropuerto viejo. Ya que los restos de patriotas (luego del abandono) fueron juntados por manos piadosas y enterrados en donde hoy se encuentra la Casa Hogar de Ancianos San Vicente De Paúl; y los restos de los realistas, con gran pompa, fueron llevados a la fortaleza de Santa María de la Cabeza (donde fueron enterrados y luego removidos al área frontal a la actual gruta de la iglesia Santa Inés; donde aún deben reposar)

    ResponderEliminar
  4. Ver en este mismo blog: EL 16 DE OCTUBRE DE CUMANÁ

    http://efemerides.cumana.info.ve/2014/10/La-liberacion-de-Cumana.html

    ResponderEliminar
  5. Hola, lo que no ubico ni tengo idea es del rìo chiribichii

    ResponderEliminar